info@sagradocorazonvt.edu.com.ar | 03462 - 421174

INICIO NOVEDADES

“En la soguita de un verso”

22/Aug/2016

Imágen Destacada

A nuestros  niños seguramente no les ha faltado, desde muy pequeños, canciones que los acunen y juegos de palabras que acompañan las caricias. Pero esas redes de afecto y encuentro comienzan a destrenzarse a medida que crecen. 

Una manera que descubrimos  para conservar y enriquecer el lazo entre el niño y la poesía, es crear nuevos espacios en la escuela para generar encuentros.  Y esos encuentros se producen unas veces con mamá o papá, que ayudan a escribir, otras con un libro, que  ayudan a buscar, o con Internet, y en otras se hace posible el encuentro con ellos mismos, ya que enfrentan el desafío de ponerle palabras a su imaginación. 

Durante el mes de agosto, en la hora del cuento, después del recreo, se leen poseías. Comenzamos con “En la soguita de un verso” de Cecilia Pisos. Y por arte de magia, gracias a unos duendes traviesos…y muy creativos,  Marita y Carina, encontramos en la galería nuestra propia soguita de versos, con coloridas imágenes y broches, esperando nuestras inspiraciones. Primero tímidamente, y luego transformados en lluvia de palabras, se fueron colgando hermosísimas poesías hasta llenar la soga.

 

Palacios, luces, arañas,

cuentos, ravioles y piedras;

elefantes,  pajaritos,

noches delgadas de niebla:

en la soguita de un verso,

todo se puede colgar.

Bailando al viento del canto,

el poema va a sonar.

 

 “La poesía es juego, es un juego en que las palabras se cambian de lugar y de función, las frases esconden otras frases, algunas tienen tanto brillo que desplazan a otras hasta el final de la cola.

La poesía es también impulso ascendente, porque en sus giros nos da pie para alcanzar sentidos que están más allá del enrejado que han ido tendiendo otras palabras. Puede invitarnos por caminos habituales y hacernos llegar más allá de lo que las palabras dicen.

Las sugerencias creadas con su respaldo musical ofrecen mundos diferentes, cercanos a los de los mejores sueños, con recodos de belleza que nos devuelven lo posible de la imaginación, la suave marea de la palabra que acuna y acaricia.

¿Por qué leer poesía en la escuela?

Usamos el lenguaje cotidianamente, nos comunicamos, nos enfrentamos, con él entramos a lo disciplinar, con él volcamos nuestras confidencias, con él urdimos nuestro pensamiento. Pero el lenguaje puede, además, orientarnos al universo interior del cual dependemos. Cuando el lenguaje se hace poesía adquiere perfiles inusitados, luminosos, se teje en materialidades que nos envuelven en sugerencias, que nos acompañan a recuperar la percepción fina de lo que acontece en el entorno y en nuestro interior.

Leemos poesía en la escuela por dar una vuelta más en la búsqueda de la intensidad expresiva con un lenguaje que se supera a sí mismo y crece como espacio de múltiples sentidos.

Leemos poesía porque necesitamos transcender lo aparente, explorar lo que hay más allá de lo clasificable.

Leemos poesía porque su complejidad  desafía la práctica lectora y nos compensa con un pequeño universo de palabra alumbrada.” De La casa del Aire, Ma. Cristina Ramos

Y Cecilia Pisos, autora del libro que inspiró a los niños, publicó en su página de Facebook algunas fotos de nuestra soguita de versos. Esto nos alienta a  seguir generando encuentros con las palabras. ¿Cuál será en septiembre?

 



FOTOS

Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería
Imagen Galería

COMPARTE